¿Y SI NO ES CASUALIDAD?

Celia tiene una vida ordenada que comparte desde hace cuatro años con Ruben, su novio, un abogado guapo y trabajador, aunque poco espontáneo y nada detallista. Ella está convencida de que todo lo que ocurre en el Universo en fruto de la casualidad. El día que cumple 30 años sus amigas le regalan un precioso vestido acompañado de una casual noticia: tienen la dirección de Marco Ferlini, un antiguo amigo a quién perdieron la pista y con el que Celia mantenía una estrecha relación de amistad con derecho a cama. Con el resentimiento y la curiosidad de saber qué habría sido de su vida, Celia se decide a escribirle una carta, pero la respuesta no es la que esperaba. Atraída por la impertinencia de su remitente, Celia se ve arrastrada a mantener una fluida correspondencia con él, creándose entre ellos un mundo paralelo al margen de sus vidas.







Casualidad o destino, Sara Ventas aterrizó (hace ya unos años), antes de haber escrito ninguna novela en una web: BookAffinity (si, si, la similar a FilmAffinity, pero de libros) arrastrada por un peculiar personaje. Siguiendo con las casualidades o el destino, Sara llego para quedarse (y el personaje peculiar simplemente se esfumó). De aquella época anterior al boom de Facebook, quedamos algunos que seguimos manteniendo el contacto --sobre todo gracias al feis, al fin y al cabo --.
Así pues, cuando apareció 30 Postales De Distancia, había que leerlo, sí o sí, y, aunque no es mi genero predilecto, me lo leí en dos tardes y simplemente me encantó


Después de eso, sabía/sé que me he hecho fan de Sara y sus historias, y ésta no me ha defraudado, de hecho, hasta creo que me ha gustado más (con esto ya solo puedo esperar ansiosamente la tercera..)

No quiero hablar demasiado del argumento, porque da varios giros y todo puede ser un spoiler. Sólo diré que yo soy más de destino que de casualidad (otra cosa es que habláramos de causalidad), pero que me ha encantado todo (me lo he vuelto a leer en dos tardes) especialmente cómo se crea ese universo paralelo con las cartas, esperando cada vez más ansiosamente la misiva del otro (aunque para ello nos hayamos tenido que ir hasta 2003 a ambientarnos -- yo de aquello ya era adicta al correo electrónico jejeje--)


PD. BookAffinity (por avatares del destino) desapareció, pero Sopa De Libros sigue ahí (y en FaceBook claro), aunque tengamos el foro un tanto abandonado.