LAS BRUJAS DE SAVANNAH #1: LA BARRERA

Heredera de un linaje de poderosos brujos, Mercy ha crecido feliz un su mundo mágico sin dar demasiada importancia a nada, hasta que se enamora. Todo se complica cuando pide a una maestra de la magia negra que haga un hechizo y se ve inmersa en un misterio que puede desatar la oscuridad que su familia ha esado contenidneo durante generaciones.








Mercy y su hermana melliza, Maisie, viven en Savannah, una ciudad del sur de Usa donde también cohabitan los espíritus de aquellos que no han traspasado el umbral. Provienen de una larga estirpe de brujos, siendo su tia Ginny una de las principales Anclas de la barrera que mantiene separados los planos de los humanos y de los espíritus.

Maisie está llamada a ser la sucesora y convertirse en la próxima Ancla, mientras que Mercy nació sin magia y es la oveja negra de la familia que se dedica a contar historias inventadas sobre la ciudad a los turistas atraídos por lo esotérico de la zona, la autodenominada por ella misma Ruta de las Mentiras y creada también por ella misma y su imaginación.
Sin embargo, poco antes de cumplir 21 años, la tia Ginny es asesinada y todo empieza a cambiar. A esto se añade que, poco antes, al no tener magia propia, Mercy ha tenido que ir a ver a una Maga Negra, Madre Jilo, Maestra del Hoodoo (similar al vudú) para que le haga un hechizo de amor muy peculiar: dejar de estar enamorada del prometido de su hermana y, en cambio, enamorarse de su mejor amigo de la infancia que siempre la ha querido como pareja. Ante tal petición, Madre Jilo le asegura que hará falta sangre (y mucha). A partir de ese punto, se desencadena una trama de sospechas con la elección de la nueva Ancla de fondo, desvelándose cada vez más misterios familiares que llevan a que nada vuelva a poder igual.

Una historia de brujas y fantasmas que me ha entretenido, aunque hay una parte intermedia que me ha costado (entre el primer desenlace y el final). Precisamente, ese final me ha sorprendido gratamente.
Muy recomendable y entretenido. Por supuesto que seguiré con la saga aunque no se si podrán superar este final con el que no contaba.

P.D. Siempre me han gustado las historias de brujas, por algo era adicta a Embrujadas.