LIBRO VEINTITRES

"Los libros de ficción son el lugar perfecto para contar un secreto, los lectores sueñan con sus palabras sin sospechar que narran otro realidad". Ana Leuchten, uno de los personajes, escribió el Libro Veintitrés para rendir homenaje a un hecho borrado de la historia: a los héroes fantásticos, pero reales, relegados a existir sólo en los libros de ficción, y a los científicos del siglo XX, que pudieron cambiar el mundo, pero a quienes el poder económico condenó al ostracismo. Sus páginas desvelan dos misterios: uno familiar y otro que responde a la pregunta ¿Qué tienen en común los Caballeros Templarios, la Mitología Celta, el oro de las Médulas, el Camino de Santiago, Tesla, la alquimia, la física cuántica y Nueva York?










Me he hecho suscriptora de "kindle unlimited" un mes (a la espera de que me llegue mi kindle en próximos días) y este libro estaba entre los mejor valorados de fantasía. Me gustó el título y puesto que me puedo descargar todos los que sean "unlimited" decidi darle una oportunidad. Oportunidad que, sinceramente, me podía haber ahorrado, pero bueno, así le bajo un poco la puntuación y lo vamos dejando un poco más donde debería estar, hacia el medio de la tabla.



Y ahora el porqué:
  1. La historia está alargada innecesariamente
  2. Demasiados miembros en la Orden que tiene que salvar al mundo. Demasiados porque llega un momento que aparte de la maestre y su "novio" no estás muy seguro de quién en quién, ni qué está haciendo allí. 
  3. De la parte físico-matemática no me he enterado de nada. Es cierto que ninguna de ellas fue nunca mi asignatura favorita, pero esto no es un tratado o una tesis cientifica (de la que es lógico y normal que no entendiera nada de nada) sino una historia fantástica con pincelada científicas de inventos que pueden llegar a desarrolarse en el futuro (quién sabe) pero mal descrita. Dudo que ni el que lo ha escrito esté muy seguro de lo que nos está contando ( para ver cómo se hace esto bien, leeros a Michael Crichton)
Pero, también hay algo bueno (por algo habré conseguido leerlo después de todo): la parte mitológica. Es, en definitiva, una gran guía para descubrir la zona de El Bierzo, con los seres que lo habitan (habitaban), mitología también compartida, a trozos, con las zonas de Asturias y Galicia.
Además, añade pinceladas históricas a las descripciones de pueblos y lugares de la zona, que al vivir aqui, siempre es de agradecer. Y, bueno, no voy a mentir a nadie: una historia que nos lleve a los Templarios SIEMPRE es apasionante.