DAVE GURNEY SERIES #2: NO ABRAS LOS OJOS

Ha pasado un año desde que el exdetective de la Policía de Nueva York consiguió atrapar al asesino de números y aunque su intención era retirarse definitivamente junto con su esposa, Madeleine, un nuevo acaso se presenta de forma imprevista.
Una novia es asesinada de manera brutal durante el banquete de bodas, con cientos de invitados en el jardín, y ese es un reto al que es imposible resistirse. 
Todas las pistas apuntan a un misterioso y perturbado jardinero pero nada encaja: ni el movil, ni la situación del arma homicida ni, sobre todo, el "modus operandi". Dejando de lado lo obvio, Gurney empieza a unir los puntos que le descubrirán una compleja red de tramas ocultas y negocios siniestros llevados por un sádico. 







No voy a hablar demasiado sobre la trama que sino luego "todo se sabe". Simplemente diré que no ha sido ni de lejos tan emocionante como el primero. Desde el inicio tenía claro quién era "el malo" y, más o menos, cómo lo había realizado.


Has de dejarles ver algo real en ti. Algo que puedan sentir, que, en sus entrañas, sepan que es cierto. No puede ser todo mentira. Tu personaje encubierto ha de basarse en un parte emocional de ti mismo. De lo contrario, todo es una posa, todo imitación, todo falso, todo mentira. Y la mentira superficial rara vez funciona. La mentira superficial hace que maten a la gente.

El libro pierde acción, además, porque hay capítulos casi enteros dedicados a Gurney y su esposa Madeleine, y sus desavencias como matrimonio.



De todas formas, me gusta cómo narra las historias el autor por lo que seguiré con la serie de Dave Gurney esperando que el tercero me devuelva parte del espíritu del primero.

La confianza es lo primero: siempre. Si ponemos la confianza por delante, tendremos una buena oporturnidad de conseguir la verdad. Si ponemos la verdad por delante, tendremos una buena oportunidad de terminar con una bala en la nuca.

PD. No creo que darnos la brasa con los problemas matrimoniales sea dar profundidad a los personajes: Gurney y Madeleine están en crisis porque son completamente diferentes y hasta ahora, que tienen que convivir más tiempo juntos bajo el mismo techo, no se habían dado cuenta de ello.
LO HEMOS ENTENDIDO, no hace falta pasar unas 300 páginas de 500 recordándonoslo. Nos agobia más esto que el hecho de que hay un asesino psicopata suelta, lo que hace perder intensidad al libro y su trama.

Se trata de manipular al objetivo para que "descubra" la información que queremos que crea. Cuando su objetivo sabe cosas que usted no quiere que sepa, esas cosas le parecerán doblemente ciertas.  Las historias que cuenta la gente sobre sí misma parecen retener la posibilidad de ser falsas. En cambio, lo que descubrimos por nosotros mismos nos parece la verdad.