DAVE GURNEY SERIES #3: DEJA EN PAZ AL DIABLO

Han pasado 6 meses. David Gurney apenas ha conseguido reincorporarse a un cierta normalidad después de haberse encontrado al borde la muerte tras resolver el caso más peligroso al que se había enfrentado.
Madeleine, su esposa, está preocupada: Gurney ha sido diagnosticado  con Síndrome de Estrés Post-traumático y nada parece alegrarle.
Dias después, el ex-detective recibe una llamada. Connie Clarke, la periodista que creó la leyenda de superpoli y lo catapultó a la fama quiere pedirle ayuda: su hija Kim está realizando un documental sobre las familias de la víctimas de un asesino en serie que nunca atraparon, El Buen Pastor, y Connie quisiera que Gurney su supervisara sus investigaciones y la guiara. En parte por aburrimiento y en parte por hacerle un favor a Connie, Gurney acepta.





Después  del fiasco o decepción del segundo, este tercer libro de la serie del detective Gurney vuelve a recuperar el espíritu del primero: perdemos un poco de vista su matrimonio con Madeleine y nos volvemos a centrar más en el misterior que nos rodea, lo cual siempre es de agradecer en este tipo de novelas.
Siempre es mejor formular una pregunta cara a cara. Es mejor ver los ojos de un hombre que sólo oir su voz
En esta ocasión, en la que Gurney está triste y apático, meses después de haber recibido varios disparos en el caso anterior, se le ofrece la posibilidad de trabajar como asesor de una periodista novata, Kim, que está realizando un programa de TV sobre el caso de El Buen Pastor, un asesino en serie de hace 10 años al que nunca consiguieron pillar y que desapareció tan repentinamente como había aparecido dejado destrozadas a varias familias.
A la vez, Kim está siendo acosada por su ex dentro de su propio apartamento: cosas movidas de sitio, cuchillos ensangrentados, luces que se encienden solas y ruidos extraños en el sótano.
Sin embargo, nada es lo que parece y algo que sólo era temporal por unos dos o tres días, se acaba convirtiendo en un caso criminal

Soy fan de este tipo de novelas. Todo empezó con Agatha Christie y reconozco que me encanta saber quién, cómo y porqué.

De este detective estaba previsto que sólo fuera una trilogía de historias, pero a estas alturas ya vamos por cinco novelas y yo, encantada.