SAGA DE LOS JUEGOS DEL HAMBRE #3: SINSAJO

Katniss Everdeen, la chica en llamas, ha sobrevivido de nuevo a Los Juegos del Hambre y ha sido el desencadenante de la rebelión que se alza contra la tiranía del Capitolio. Como consecuencia, deberá decidir si erigirse como líder de los rebeldes, muy a su pesar, o mantenerse al margen de la lucha. Además, Peeta sigue en manos de sus enemigos lo que hace más difícil la decisión y más cuando debe intentar rescatarlo sin que Gale sienta que lo prefiere a él.









En comparación con los anteriores este es más lento, la trama se ralentiza y, tal vez, por ello se me ha hecho algo más pesado y me ha dejado más fría. Aún así el resultado es estupendo como trilogía.




Aquí ya no hay Juegos Del Hambre, ya estamos metidos de lleno en la guerra contra el Capitolio y el Presidente Snow y los rebeldes van a por todas para ganar y destruir la tiranía que han sufrido durante todo este tiempo, sin importarles cuantos daños colaterales pueda haber en su propio bando.

NO me ha gustado la nueva Katniss, que en esta parte se presenta como el Sinsajo, el simbolo de la Revolución y que ha quedado  tan tocada de los Juegos anteriores que básicamente no hace nada en todo el libro. Es como una sombra de lo que fue (de hecho, ni siquiera decide entre Gale y Peeta).
NO me ha gustado el final. NADA DE NADA. No me gusta que las cosas se arreglen como por arte de magia en el último capítulo.
SÍ me ha gustado el cambio de Peeta, pero no creo que se haya aprovechado suficientemente la idea. Un buen planteamiento, una mala resolución.

Sinceramente, creo que el peor de los 3. Pasa con muchas trilogías: los cierres no están a la altura de los inicios y es una pena.
Aún así, es una trilogía magnífica que yo no me cansaré de recomendar.