TIGANA

Tigana es la historia de un país asediado luchando por su libertad, el relato épico de un pueblo que sufre una maldición terrible impuesta por las artes oscuras del tiránico y cruel rey Brandin. Ahora, años después de que su cultura fuese eliminada y su tierra arrasada, un puñado de valientes hombres y mujeres pone en marcha una peligrosa cruzada con el fin de derrocar a sus conquistadores










Hasta en 3 ocasiones había empezado este libro y poco más allá de la mitad lo abandonaba. Ahora, por fin, ha sido la definitiva y he conseguido llegar hasta el final (aleluya!).

No quise dejarlo por imposible en el grupo de los Abandonados ya que por temática debería ser de los leídos en un blog de fantasía como este. Pero tiene algo que me supera, se me hace demasiado lento y cuesta mucho mantener la atención en él.


Tigana es un libro mítico en la fantasía, los personajes tienen alma y sufren por los daños ocasionados no son como héroes que parecen tener clara su misión sin importar nada más, y, además, incluye escenas de sexo (todo esto antes de Geralt de Rivia o de Martin y su Juego de Tronos).

Leyendo reseñas compruebo que a la mayoría le ha encantado y algunos incluso lo describen como su libro favorito y aquel que recomendaría a todo el mundo. Como ya habéis visto, voy a la contra en esta opinión generalizada. La historia no está mal, pero, personalmente, ha habido capítulos (sobre todo los correspondientes a Dianora) que me ha costado superar. Por no hablar de ese final con tanto amor, de una historia de odio y venganza hemos pasado a novela romántica sin habernos dado ni cuenta.

Antes de leerme este libro, pasó por mis ojos otra trilogía  de este autor: El Tapiz de Fionavar (que sí que os recomiendo).

Lo bueno del libro es que es autoconclusivo, eso que en esta época ya no se lleva casi nunca.