DESAPARECIDA

Una vida perfecta puede derrumbarse en cuestión de segundos. Charles y Mary forman un matrimonio que encarna la viva imagen del éxito: él es un próspero hombre de negocios que procede de una familia ilustre de políticos estadounidenses y ella, una cirujana brillante de gran renombre.
Sin embargo, su vida de ensueño se ve truncada por la trágica muerte de su hijo mayor en un accidente de esquí. Los padres, atenazados por el dolor y la pena, deciden pasar el verano en Turquía para empezar a reconstruir su vida junto con su hija pequeña Michelle. Pero las que debían ser unas vacaciones idílicas dan un terrible y abrupto giro cuando la niña desaparece.
La investigación apunta inicialmente a un secuestro cometido por extremistas islámicos o terroristas kurdos, pero las tensas indagaciones del FBI y la policía turca se ven enturbiadas por pistas que señalan a la trata de mujeres y niñas, a oscuros personajes con antecedentes por pedofilia e incluso a los propios padres.



La verdad es que tenía mejor pinta sobre el papel que con su desarrollo. 

La trama está mal hilada (o por lo menos a mi no me ha gustado nada). Si bien es cierto que puede que no aciertes con los culpables del secuestro hasta que se muestran al final del libro, pero eso no es suficiente para ser un gran thriller psicológico. 

El final es lo peor: adolece del "síndrome Disney" por todas partes y, ademas, no hay quien se lo crea considerando lo que no ha ido contando el autor por el camino para mantener nuestra atención sobre un personaje en concreto.



Por otro lado, aparecen en escena unos policías turcos que no aportan mucho a la trama o a la resolución final del caso (y eso que parecen personajes principales y hasta nos tenemos que tragar su historia de amor), y también una agente del FBI que parece alguien interesante en su primera aparición y que después se diluye y no pinta nada en la historia.

Así pues, ni los  malos son interesantes o dignos de odiar, ni los buenos te caen bien, ni los padres te dan pena, ni empatizas con nadie. 

Lo bueno es que es un libro pequeño y rápido de leer, y si tu mente no es analítica y sólo te dejas llevar por los sentimiento (sobre todo si son de sufrimiento y algo de amor) probablemente hasta lo disfrutes,