TRILOGIA DE BARTIMEO #1: EL AMULETO DE SAMARKANDA

Nathaniel (posteriormente John Mandrake) es un huérfano, hijo de unos "comunes" (unos muggles, vamos) nacido en el Imperio mágico de Inglaterra. Va pasando por diferente tutores debido a su rebeldía; el último, el Sr. Underwood, ministro del Interior, poco poderoso, con poca maña para los niños y que no sabe ver el potencial poder de Nathaniel. Asi que éste ni corto ni perezoso decide demostrar de qué es capaz (empezar a liarla) y humilla a Simon Lovelace, un poderoso y orgulloso mago. Lovelace, a cambio, invoca  a sus genios para que le den una paliza por su osadía, lo que lleva a un Nathaniel resentido que convoca a un genio antiguo y poderoso, Bartimeo, para que robe el bien mas preciado de Lovelace: el amuleto de Samarkanda, aunque desconoce qué es, o cuál es su poder. 


Aunque en partes del resumen que os he hecho pueda parecer Harry Potter, en realidad, no tiene nada que ver salvo por el hecho de ser magos. En esta historia el mundo está dominado por magos que en su mayor parte son orgullosos, malvados, prepotentes y crueles. La casi totalidad de su poder la obtienen ESCLAVIZANDO diablillos, trasgos, efrits o marids dependiendo de su capacidad mágica.

Lo mejor del libro es, sin duda, Bartimeo, el genio sarcástico y que es el personaje principal de la novela como indica el nombre de la trilogia, se ponga como se ponga Nathaniel, quien a medida que avanza la historia va cayendo más y más antipático, hasta que al final, te aseguro, que lo odiarás.

Una hilarante a la par que oscura historia de magia totalmente recomendable