NACIDOS DE LA BRUMA #1: EL IMPERIO FINAL

Sí, otra saga, sí, pero no cualquiera, que Brandon Sanderson está a otro nivel.


Ahora retomemos el libro, como
os decía es una saga, pero el libro en sí esta bastante cerrado así que si lo empezáis y no os gusta tanto como para continuar (WTF) podéis dejarlo y no os moriréis carcomidos por preguntas sin respuesta.

El Imperio Final presenta un mundo gobernado tiránicamente por el Lord Legislador, sus inquisidores (un cuerpo de seguridad de élite) y sus obligadores (especie de sacerdotes) en el que ÉL representa a un Dios Supremo y todo han de adorarlo y cumplir sus órdenes.
Es propietario legal de todos los skaa, el populacho de esclavos que trabaja para nobleza. De esta forma, la nobleza está convencida que los skaa son menos que animales y que ni siquiera son capaces de pensar por si mismos. Aún así, la propia nobleza estaá muy por debaja del Lord Legislador y están igualmente sometidos a su poder.

De esta manera, y cómo ya os podéis imaginar, se genera una rebelión encabezada por un héroe, Kelsier, antiguo ladrón que sobrevivió a un infierno condenado por el propio Legislador y que ha vuelto para vengarse. Pero Kelsier es mucho más, es un Nacido de la Bruma y que por el camino que lleva a su venganza se ha encontrado a otra Nacida de la Bruma, Vin, sin entrenamiento alguno pero aún mas poderosa que él.

NO, no os voy a contar qué es un Nacido de la Bruma ni su diferencia con un Brumoso, ni que es la Alomancia o la Feruquimia, para eso os dejo a Sanderson, que es para mi un genio de la narración entretenida: sus libros son densos en páginas pero dudo que si entras dejes de leerlos por aburrimiento (la de gente que se ha perdido El Señor De Los Anillos por no llegar a salir nunca de la Comarca es incontable).

Como resumen, es una gran entrada para lo que espero continúe como una saga espectacular.

SINOPSIS:Durante mil años han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años los skaa han sido esclavizados y viven sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años el Lord Legislador reina con un poder absoluto gracias al terror, a sus poderes e inmortalidad.
Le ayudan «obligadores» e «inquisidores», junto a la poderosa magia de la «alomancia». Pero los nobles, con frecuencia, han tenido trato sexual con jóvenes skaa y, aunque la ley lo prohíbe, algunos de sus bastardos han sobrevivido y heredado los poderes alománticos: son los «nacidos de la bruma» (mistborns).
Ahora, Kelsier, el «superviviente», el único que ha logrado huir de los Pozos de Hathsin, ha encontrado a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte... Tal vez los dos unidos a la rebelión que los skaa intentan desde hace mil años puedan cambiar el mundo y la atroz dominación del Lord Legislador.